jueves, 22 de noviembre de 2012

Reseña manga - Ultimo (tomo 1)


Autor: Stan Lee
Dibujo: Hiroyuki Takei
Editorial: Panini
ISBN: 978-84-9885-671-2
Demografía: Shōnen
Tomos: 8
Sinopsis: Kioto, siglo XII. Yamato es un bandido que asalta a un comerciante extranjero que lleva como mercancía lo que parecen dos marionetas primorosamente fabricadas… ¡¡Que de repente se ponen en movimiento!!
Nos trasladamos a la actualidad y volvemos a encontrarnos con Yamato, un estudiante de bachillerato que se topa con Ultimo, un infante autómata que encarna el bien. ¡¡Aquí empieza la leyenda de los autómatas del bien y el mal!!


Reseña de Caballera del Dragón: Al principio el manga nos sitúa en el siglo XII. Dunstan, un fabricante de marionetas e inspirado en el autor, es asaltado por un grupo de bandidos, que abren las dos cajas que viajan en su carruaje, dejando a la vista dos hermosas marionetas. No es pequeña su sorpresa cuando ambas marionetas abren los ojos y comienzan a moverse como si tuvieran vida propia, son Ultimo, la encarnación del bien extremo, y Vince, la encarnación del mal, condenados a enfrentarse eternamente para defender sus ideales.

Una marioneta es un espejo que refleja a los humanos. Su fuerza es una espada que atraviesa la voluntad. Su corazón alberga los espíritus del bien y del mal.

Más adelante la historia da un salto hasta el siglo XXI. Allí nos presentan a Yamato, un chico enamorado de Sayama que ha olvidado el cumpleaños de la chica y entra a un anticuario para ver si encuentra algo decente para regalárselo. En una vitrina de la tienda descansa una hermosa marioneta de facciones angelicales que, repentinamente, abre los ojos y reconoce a Yamato como su amo. Es Ultimo.

La historia es bastante dinámica, alterna escenas de acción con otras más pausadas, por lo que nos da tiempo a recuperarnos entre una lucha y otra. Este tomo es, como suelen ser todos los primeros tomos, un poco de introducción al mundillo que se describe en el manga y el funcionamiento de las marionetas o karakuridôji, que es más complejo de lo que parece.

El manga me ha causado una muy buena impresión. Al ser su autor el creador de numerosos superhéroes, en esta historia tampoco podía faltar ese famoso tópico que vemos en los cómics americanos: la lucha entre el bien y el mal. Siempre hay un bueno muy bueno y un malo requetemalo. En este caso el bueno es Ultimo, cuya apariencia es adorable y se hace querer desde que vemos su carita aparecer en el manga. Vince también es adorable… a su manera; su belleza esconde una naturaleza completamente perversa y letal. La verdad es que no sabría con cual de los dos quedarme, ya que a pesar de defender distintos ideales, ambos me han resultado interesantes.

En cuanto al dibujo, los personajes están definidos con líneas estilizadas, sobre todo las marionetas, lo que les aporta más belleza. El vestuario, como suele ocurrir en muchos shōnen, está llenos de pliegues, pequeños detalles y formadas por multitud de capas. Me gusta ese estilo de dibujar la ropa, siempre me ha llamado mucho la atención.

Y si estás llegando al final y no te ha terminado de enganchar el manga, puede que las últimas páginas sean la pieza clave para que acabes obligándote a ti mismo a seguir leyendo los tomos siguientes, ya que el autor nos ha preparado una pequeña sorpresita (que no pienso desvelar muahaha…). Después, tenemos una pequeña guía sobre los personajes que han aparecido y sobre los karakuridôji para que podamos ir familiarizándonos con ellos.



Agradecimientos a Panini.

3 comentarios:

  1. ¿Stan Lee escribiendo un manga? ¡Madre mía! No tenía ni idea.

    ResponderEliminar
  2. Me gutaría leerlo ^^
    Gracias por la reseña ;)

    besitos<3

    ResponderEliminar