domingo, 18 de noviembre de 2012

Reseña manga - Gurren Lagann (tomo 1)


Autor: Kotaro Mori
Idea original: Gainax
Editorial: Panini
ISBN: 978-84-9885-631-6
Demografía: Shōnen
Tomos: 8
Sinopsis: Simon es un huérfano que vive en la aldea subterránea de Giha que un día encuentra una extraña broca y un robot aún más extraño al que su amigo Kamina, líder de la brigada Gurren, bautiza como Lagann. ¡Con su ayuda y la de una misteriosa chica llamada Yoko, ambos parten hacia la "superficie" para descubrir un mundo que jamás hubieran imaginado! 



Reseña de Caballera del Dragón: Este manga es una adaptación del anime Tengen Toppa Gurren Lagann, producción que volvió a llenar de éxito el estudio Gainax tras Neon Genesis Evangelion.

Simon es un chico huérfano que se dedica a excavar túneles para la aldea subterránea en la que vive: Giha. Mientras excava, encuentra una broca muy rara y una máquina, y justo en ese mismo día es invitado por su amigo Kamina a unirse a un grupo de huérfanos, al que han bautizado como la Brigada Gurren, que quieren salir a la superficie. El padre de Kamina consiguió salir a la superficie una vez, pero ya no se le volvió a ver, y su hijo está convencido de que él también puede salir y encontrarlo.

Un terremoto los sorprende, trayendo consigo a una extraña criatura de la superficie, a la que llaman ganmen. Simon tiene muchísimo miedo de los terremotos, pues sus padres murieron en uno cuando él tenía 7 años, pero aun así no quiere dejar a su compañero enfrentarse solo a la criatura, así que ambos intentan luchar contra el monstruo, dándose cuenta de que es demasiado para ellos. Afortunadamente, son salvados por una sexy chica, bastante ligera de ropa, que lleva una pistola más grande que ella. Se trata de Yoko, que les revela que proviene de la aldea de Ritona.

Simon y Kamina deciden unirse a esta extraña chica que les revela que la máquina que encontró Simon es un robot de lucha y que habla del mundo exterior como si hubiese estado en él. Así es como comienza todo…

Los dibujos de este manga no son demasiado simples, pero tampoco están elaborados al extremo y con el mínimo detalle. Me gusta este estilo. Las expresiones de los personajes son monísimas y adorables. El vestuario es muy acertado y también me ha gustado, ya que les da ese aire “aventurero” típico del shonen. Tanto los personajes como la ropa están entintados, prácticamente sin utilización de tramas, más usadas para los fondos y las escenas de acción.

Los fondos están poco elaborados, pero la verdad es que el manga no los necesita, ya que hay muchísimas escenas de acción que tan sólo necesitan de líneas de movimiento y tramas, por lo que a veces puede resultar un poco repetitivo o puede costar descifrar algunos dibujos. La predominancia de estas escenas en el manga hacen que la lectura no decaiga en ningún momento, aunque la introducción a la historia es muy brusca y puede que si no prestamos atención nos perdamos algún dato importante.

El tomo termina justo antes del momento final de una batalla, así que me ha dejado con ganas de leer más, porque aunque creo saber lo que pasará, la valentía de estos personajes me ha enganchado y quiero saber cómo evolucionarán en los siguientes tomos.



Agradecimientos a Panini.

1 comentario: